Noticias

#YoVotoSí por #Cuba

04/ 02/ 19

#YoVotoSí por #Cuba

Observatorio Social Universitario. Universidad de Las Tunas

 

La reforma constitucional en Cuba es legítima y evidencia el cumplimiento del principio democrático desde la propia conformación del proyecto de Constitución, el que fuera presentado ante la Asamblea Nacional por una Comisión Redactora integrada por 33 diputados, representantes de los diferentes sectores de la sociedad. Lo anterior muestra cómo no es su afiliación política el requisito a tener en cuenta para definir los miembros de dicha Comisión, sino en primer lugar su rol como diputado y el papel que juegan en la sociedad cubana, la organización o responsabilidad que desempeñan.

 

La Comisión redactora fue presentada para su aprobación en la Primera Sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, lo cual expresa su carácter legítimo al ser este el máximo órgano representativo de Cuba, no solo por los miembros que la conforman sino por la manera en que se eligen.

 

Una vez aprobado el proyecto de Constitución en la Asamblea Nacional se convocó a consulta popular, realizándose las asambleas tanto a nivel de comunidad como en los centros educacionales y laborales, en total 133 681 reuniones donde asistieron 8 945 521 de ciudadanos. Las propuestas realizadas fueron 783 174, de ellas: 666 995 modificaciones; 32 149 adiciones; 45 548 eliminaciones y 38 482 dudas. Del total de propuestas realizadas el 50.1% fueron tomadas en cuenta para las 706 modificaciones que se derivaron de dicha consulta popular. Los datos anteriormente enunciados demuestran, no solo participación popular en el proceso de conformación del texto, sino además que el proceso es expresión de la voluntad soberana de los cubanos al ser tomadas en cuenta las propuestas realizadas por estos.

 

Los principios básicos de la democracia están claramente expresados en el nuevo texto constitucional cubano que el 21 de diciembre de 2018 aprobó la Asamblea Nacional del Poder Popular en su segunda sesión ordinaria de la IX Legislatura y se someterá a referendo el 24 de febrero de 2019 para su ratificación.

 

Desarrollo

La nueva Constitución cubana revela, a partir de sus postulados, la realidad política, económica y social de Cuba.

 

Es un texto moderno donde se reflejan aspectos que, dado el desarrollo de la sociedad cubana, requerían cambios, y donde se preservan las conquistas alcanzadas por el pueblo y la Revolución.

 

Expresa la continuidad del legado histórico de las luchas independentistas, de la obra de la Revolución, de los principios y valores que enaltecen a la nación cubana. Reafirma la esencia socialista de nuestro sistema político, económico y social, así como su carácter irrevocable.

 

Las formas de participación de la ciudadanía son amplias en tanto se reconoce el derecho a participar en la definición y control de los órganos del poder del Estado y sobre la base del principio de igualdad el derecho a ser elegido.

 

Se establece el carácter supremo de la Constitución en el ordenamiento jurídico cubano y la obligatoriedad de cumplirla para todos, es decir para los órganos del Estado, sus directivos, funcionarios y empleados, así como de las organizaciones, entidades e individuos.

 

Se incorporan nuevos derechos como la dignidad humana, derecho al libre desarrollo de su personalidad, derecho a solicitar y recibir del Estado información veraz, objetiva y oportuna.

 

Se perfecciona el reconocimiento de otros derechos como la libertad de prensa, la libertad de pensamiento, conciencia y expresión, derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades, derecho de reunión, manifestación y asociación, derecho a profesar o no creencias religiosas, derecho ala seguridad y asistencia social, derecho a la educación, derecho a la salud, derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder del Estado y se prohíbe el trabajo de los niños, niñas y adolescentes.

 

Se equiparan en el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes constitucionales a los extranjeros residentes en Cuba.

 

Se amplían las garantías constitucionales al reconocerse: 1) el acceso a los órganos judiciales a fin de obtener una tutela efectiva de los derechos e intereses legítimos; 2) derecho a resolver controversias utilizando métodos alternativos de solución de conflictos; 3) garantías para un debido proceso tanto en el ámbito judicial como en el administrativo; 4) garantías para el proceso penal; 5) procedimiento de habeas corpus; entre otras.

 

Se reconocen nuevas formas de propiedad como la propiedad privada y la propiedad de instituciones y formas asociativas.

 

Se reconoce al Partido Comunista de Cuba como la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado, lo cual define su papel político frente a los postulados constitucionales y el actuar de los órganos e instituciones estatales.

 

Se incorpora un nuevo capítulo referido a las familias, donde se reconoce el derecho de toda persona a fundar una familia, así como la protección que el Estado brinda a los diferentes tipos de familias existentes en la sociedad.

 

A nivel local se define a los municipios como eslabón primario por excelencia de la organización territorial del Estado, se reconoce su autonomía y se establecen las garantías a los derechos de petición y de participación popular local, lo cual hace más efectivo el ejercicio y control democrático del poder.

 

La Constitución cubana de 1976 en su Capítulo XIV “Sistema Electoral” y la Ley 72/1992 “Ley electoral” constituyen el fundamento político y jurídico del sistema electoral cubano y por tanto desde allí se definen entre otros elementos cómo se procederá a la votación en los referendos convocados por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

 

La propia Ley electoral reconoce a los ciudadanos los siguientes derechos; 1) a votar en los referendos que sean convocados; 2) estar inscripto en el Registro de Electores del Municipio donde radique su domicilio; 3) verificar que su nombre aparezca en la relación de electores correspondientes a su domicilio; 4) presenciar los escrutinios en los Colegios Electorales; 5) establecer las reclamaciones que procedan legalmente, ante los órganos jurisdiccionales competentes, para hacer valer sus derechos electorales.

 

Para la realización de referendos se crean las Comisiones Electorales (Nacional, Provinciales, Municipales, de Circunscripción y Especiales)

 

El Partido Comunista de Cuba no cumple funciones electorales por tanto no es un ente electoral. Son los organismos de la Administración Central del Estado, los órganos locales del Poder Popular y demás organismos estatales, así como sus funcionarios, los que están obligados por la Ley Electoral a prestar cooperación a las Comisiones Electorales.

 

La impugnación de la inclusión de una persona inscripta en el Registro de Electores puede efectuarse por cualquier ciudadano cubano cuando considere que aquélla se encuentra incapacitada para ejercer el derecho al sufragio.

 

Constituida la Mesa del Colegio Electoral y concluidos los preparativos de la elección, el Presidente ordena que entren los primeros electores y en presencia de éstos y de los demás miembros de la Mesa del Colegio Electoral, revisa la urna y, después de comprobar que se encuentra en buen estado y totalmente vacía, procede a sellarla y acuñarla; seguidamente invita a los electores a comenzar la votación.

 

El escrutinio es público y pueden estar presentes los miembros de las Comisiones Electorales del territorio, los representantes de las organizaciones políticas y de masas, los candidatos y demás ciudadanos que lo deseen.

 

Si el elector desea votar afirmativamente sobre la cuestión que se somete a referendo, hace una (X) en el cuadrado en blanco al lado de la palabra SI. Si desea votar negativamente, hace igual señal en el cuadrado en blanco al lado de la palabra NO.

 

Se reconocen aquellas conductas que constituyen ilícitos electorales.

 

 

Conclusiones

 

Nuevamente nuestro heroico pueblo dirá un contundente Sí Por Cuba, por Céspedes y Agramonte, por Martí, Mariana y Maceo, por Mella, por Fidel, Almeida y el Che, por Celia y Vilma, por Raúl que aún nos acompaña y dirige, por Díaz-Canel que representa la continuidad histórica de la Revolución, en su relevo generacional.

 

¡Porque somos cubanos dignos, más plenos, más socialistas!

 

Por eso y muchas cosas más #NosotrosVotamosSí

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.
2 + 18 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. P.ej. Para 1 + 3, ingrese 4.