¿Cómo determinar la carrera que deseo estudiar?

Cuando es próximo el acceso a la universidad, cómo elegir se convierte en un tema relevante, teniendo en cuenta nuestras principales aspiraciones, aunque también debemos estar preparados para que, independientemente de la opción que alcancemos,  pongamos el empeño para tener éxito en la misma y ser un profesional útil.

 

El sistema de ingreso cubano facilita que todos los aspirantes puedan seleccionar las carreras de mayor preferencia hasta un número de diez (10) opciones, aunque no es obligatorio llenar las 10, le recomendamos que las completen para puedan alcanzar al menos la última opción, si los resultados alcanzados no fueron los esperados, además permite que los interesados  tengan un abanico amplio de carreras para solicitar. También toda la información es pública y transparente, de manera que los candidatos a estudios universitarios puedan conocer en las Comisiones de Ingreso Provinciales (CIP), cuáles fueron los promedios con que cerraron los escalafones de cada carrera los años anteriores; es decir, que existe información para comparar nuestras posibilidades (conociendo nuestro record de calificaciones) para aspirar a una u otra carrera.

 

Evidentemente, es lógico que en la selección, las primeras en la lista sean las de mayor interés de los candidatos (qué me gusta más). Entonces, nuestra recomendación es definirlas a partir de dos elementos: a) cuál es el promedio de calificaciones alcanzado en la enseñanza media superior y b) con qué calificaciones se pueden alcanzar las carreras que más nos atraen. Usted, para poner un ejemplo, le gusta mucho estudiar Licenciatura en Lenguas Extranjeras y es un estudiante de 80 puntos, si conoce que esas carreras cierran siempre por encima de 95 puntos, tiene identificado de antemano que le será muy difícil alcanzarla.

 

En el caso anterior, debe orientar bien sus inquietudes e indagar qué otros estudios afines existe que satisfagan sus intereses y se acerquen más a su promedio. Un ejemplo típico que recomiendo analizar es que la mayoría de las licenciaturas e ingenierías, tienen especialidades similares en las opciones de carreras pedagógicas que, como tendencia, cierran con puntuaciones más bajas

Sin embargo, existe una regla en la solicitud de las primeras carreras en la boleta que no debe ser ignorada. La misma está relacionada también con los promedios de enseñanza media y con los resultados en los exámenes de ingreso. Una diferencia en los cierres del escalafón y nuestros promedios de hasta diez (10) puntos no es significativo, pues en muchas ocasiones, aspirantes que tenían menor puntuación en el nivel precedente, por razones muchas veces relacionadas con su preparación, alcanzan mejores resultados en los exámenes de ingreso y logran reducir la brecha que los separaba de quienes los superaban previamente.

 

Después de tener en cuenta las recomendaciones anteriores y, refiriéndome aún a las carreras que primero registremos en la lista de la boleta, debemos pedir las mismas por el orden de nuestros intereses principales. En este caso, los cierres escalafonarios de las carreras no se tienen en cuenta y es un error común en muchos jóvenes que después conduce a grandes insatisfacciones. Lo ilustraré con un ejemplo. Si a usted lo que más le gusta es Ingeniería Informática, no vaya a poner primero la de Telecomunicaciones, porque sabe que cierra más alto, pues sería absurdo (aunque muchas veces así aconsejan) y contrario a sus intereses. Nunca haga eso; las carreras se otorgan a través de un sistema automatizado que para ordenar, prioriza sus notas pero después el lugar en que solicitó las carreras. Por tanto, si usted pide primero Telecomunicaciones, puede que la obtenga antes que Informática que era la de su mayor aspiración.

 

Otro tema dentro del llenado de la boleta es cómo lograr ordenar todas las opciones, lo cual, en muchas ocasiones, se convierte en un conflicto, pues los aspirantes tienen definidas las primeras con bastante claridad pero completar diez (10) les resulta más complejo.

Antes de explicar las recomendaciones en este sentido, tenemos que volver a insistir en la importancia que tiene conocer que todos los estudios universitarios nos preparan mejor para la vida y facilitan tener una visión  más plena de mundo, junto a la oportunidad de aportar más a la sociedad.

 

Como antes expresamos, en las primeras opciones de la boleta pondremos las carreras por las que tenemos mayor inclinación. A partir de la sexta o séptima opción debemos buscar, dentro del área o áreas de las ciencias que más preferimos, cuáles tienden a cerrar con menor promedio, de manera que aseguremos el ingreso a la universidad siempre que aprobemos los exámenes de ingreso.

 

Es imprescindible enfatizar, que el acceso a cualquier carrera universitaria y después graduarse de la misma, significará siempre un importante esfuerzo personal y estudio sostenido. Nuestro líder histórico lo definió así:

“A todos los estudiantes, este esfuerzo y este sacrificio de sus padres, de su pueblo, los tiene que estimular al esfuerzo y al estudio. La revolución no les ruega a los padres que se preocupen por el comportamiento y la educación de sus hijos colaborando con la escuela y con los maestros; ¡la Revolución se lo exige! La Revolución no les ruega a nuestros jóvenes, a nuestros adolescentes, a nuestros hijos que estudien, ¡ese es su deber!, ¡la Revolución se lo exige! Es el deber de los padres y los alumnos cooperar con el esfuerzo abnegado de sus profesores y sus maestros y con el esfuerzo abnegado de su pueblo, que con su sudor y sus sacrificios, hace posible esta hermosa oportunidad de nuestros jóvenes.”

Fidel Castro Ruz. Primero de septiembre de 1977.

 

Para conocer las carreras a las que los estudiantes pueden aspirar, visite el apartado CARRERAS.