Proyectos Extensionistas

Debido a que en, la actualidad, los enfoques son multidisciplinarios, resulta difícil clasificar los proyectos desde un solo punto de vista, porque los mismos tributan a más de una temática o sector.

 

Sin embargo, cuando la clasificación se refiere a concepciones, principios y enfoques, es posible diferenciar uno u otro caso.

 

Cada sociedad aspira a un determinado modelo de desarrollo deseable como idea a alcanzar. El mismo se materializa en la planificación de políticas que se concretan a través de planes y programas, los cuales se ejecutan mediante proyectos.

 

Todo esto visto, desde la realidad de las universidades adscriptas al MES, se concreta en los proyectos extensionistas, que se ejecutan a partir de lo orientado en el Programa Nacional de Extensión Universitaria.

 

El proyecto, como unidad de planificación, constituye un plan de acción integrador de carácter prospectivo. Es importante destacar que todo proyecto, por ser un instrumento de transformación, tiene un carácter creador e innovador. Sin embargo, deben ser diseñados con racionalidad para lograr ser eficaces.

 

Los proyectos extensionistas constituyen alternativas para potenciar iniciativas desde la universidad, encaminadas a dinamizar procesos que resuelvan los problemas locales. Una de las premisas que caracteriza un proyecto extensionista es la de generar una dinámica participativa de solución de problemas que propicie un proceso de transformación local basado en la apropiación de valores, conocimientos, métodos y técnicas por parte de los actores.

 

Los proyectos extensionistas serán de mayor impacto en la medida que logren:

1. Participación plena de los miembros de la comunidad donde estén incidiendo, universitaria o no.

2. Articulación coherente con el conjunto de actores locales para construir visiones y conciliar esfuerzos y objetivos comunes.

3. Compromiso claro con la alternativa de desarrollo que desea impulsar.

 

En el caso de Cuba, varía la cantidad y temática en las que se aplica un proyecto extensionista, en función de las características y necesidades de cada territorio, por lo que han tenido un incremento sostenido en los últimos años, como muestra del necesario vínculo universidad-sociedad. (Ver Cantidad de proyectos extensionistas por Instituciones de Educación Superior).

 

Principales fortalezas presentes en el trabajo con los proyectos extensionistas:

 

- Se explicita a través de los proyectos extensionistas el necesario nexo universidad-comunidad.

-  Se reconoce y redimensiona la comunidad como la principal y más rica fuente de aprendizajes colectivos.

- Se promueven las potencialidades de los grupos que hacen vida en la comunidad universitaria y que pueden contribuir de forma decisiva en la solución de sus problemáticas.

- Los proyectos son orientados hacia tareas que constituyen servicios a la comunidad a la vez que contribuyen a garantizar la continuidad de determinados valores ciudadanos, el rescate de la memoria histórica, la conservación del patrimonio cultural y la reafirmación del sentimiento de pertenencia a la comunidad, unido a la solidaridad, la cooperación el diálogo y la tolerancia como valores de paz, a través del conocimiento de sus derechos. Todo ello está reflejado en las proyecciones de trabajo con los proyectos extensionistas.