Política

El documento denominado “Política para el fortalecimiento de la ciencia, la tecnología, la innovación y la formación doctoral en el sistema MES”, aprobado por el consejo de dirección en octubre 2016, y la propuesta de indicadores para estimar la eficiencia de la actividad de investigación, desarrollo e innovación y la formación doctoral, vigentes en el MES actualmente, se exponen para consulta de profesores y estudiantes de la Educación Superior y de la población cubana en general.

 

Introducción

La ciencia universitaria es valorada por su capacidad para influir en la transformación del entorno y en el bienestar de la sociedad. El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, definió varios lineamientos de los cuales los más significativos en relación con este apartado, son el 141, 982, 1063 y el 1224, orientados a perfeccionar el sistema de ciencia e innovación, con clara referencia a las universidades.

El Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, analizado en el VII Congreso del PCC define como un eje estratégico el: Potencial humano, ciencia, tecnología e innovación, que en su objetivo específico 4 señala la necesidad de adecuar el marco jurídico y regulatorio de la ciencia, la tecnología e innovación a la actualización del modelo económico cubano. El objetivo específico 13 refiere la generación de nuevos conocimientos en las universidades y el objetivo 15 trata sobre el diseño de programas de estudios avanzados para jóvenes talentos en correspondencia con las demandas del desarrollo económico y social.

La presente política tiene como objetivo general transformar la gestión de las actividades de ciencia, tecnología, innovación y la formación doctoral en las universidades y entidades de ciencia, tecnología e innovación, subordinadas al Ministerio de Educación Superior (MES).

La transformación requiere darle prioridad a la investigación científica y tecnológica (I+D) y a la formación doctoral en todas las estructuras del MES, en un balance adecuado que logre armonía entre las funciones sustantivas y por tanto madurez en su desempeño; enmarcadas en las líneas de investigación de mayor significación u oportunidad y las buenas prácticas en la realización de las investigaciones.

Se pretende que las universidades y ECTI miren hacia el interior de sus instituciones para potenciar las capacidades derivadas del numeroso y relevante potencial humano de profesores e investigadores científicos, en casi todas las áreas del conocimiento y minimizar las debilidades actuales.

Las universidades y centros de investigación, deben investigar y como resultado, generar nuevos conocimientos (impactos científicos) y participar en la innovación, mediante contratos para transferencias de tecnologías, entrenamientos en el puesto de trabajo, validación de tecnologías u otros. Al sector productivo, que maneja los medios de producción, le corresponde la responsabilidad social de aplicar los resultados de la investigación - desarrollo (I+D).

 

Objetivos específicos:

- Establecer, en cada universidad, entidad de ciencia, centro de estudio y grupo de trabajo científico, cómo proceder y evaluar la investigación científica y tecnológica, la innovación, y la formación doctoral, y buscar el crecimiento de la excelencia de su claustro.

- Fomentar una cultura de trabajo colaborativo entre universidades y ECTI de la organización, y otras entidades, que favorezca el logro de impactos superiores en el desarrollo económico y social del país.

- Informar a la comunidad científica, órganos rectores de la sociedad y población en general, sobre cómo las universidades cubanas abordan la investigación científica y tecnológica, la innovación, y la formación doctoral; y buscan crecer la excelencia de su claustro.

 

La política:

La actividad de ciencia, tecnología, innovación, formación doctoral e investigación después del doctorado en las universidades y ECTI del MES, se articula armónicamente con la formación de pregrado y posgrado y alcanza impactos crecientes en la economía y la sociedad.

 

Bases para cumplir esta política:

1. El ejercicio de la ciencia universitaria debe estar basado en los valores de patriotismo, honestidad, responsabilidad, como pilares de la ética de su profesión, de la integridad, eficiencia y eficacia, equidad, trans, multi e interdisciplinariedad, que favorezcan el marco experimental, la reproducibilidad de los resultados cualitativos y cuantitativos y la sostenibilidad de los procesos.

2. Contribuir al incremento del impacto social y económico a través de los resultados de investigaciones científicas y tecnológicas, fortaleciendo la capacidad de enlazar a la sociedad para su aplicación.

3. Priorizar en las universidades y ECTI la actividad de investigación científica, tecnológica, innovación y la formación doctoral con la convicción de que es decisiva en la formación de profesionales, el posgrado, la extensión y el desarrollo de los profesores e investigadores.

4. Lograr una utilización óptima de los recursos humanos en la actividad científica que favorezca la promoción de categorías docentes y el trabajo posterior al doctorado.

5. Lograr una gestión coherente y sostenida de publicación de artículos científicos y revistas que favorezca la visibilidad de los resultados.

6. Promover la divulgación de los resultados científicos que lo meriten y las historias de vida de profesores e investigadores que las hicieron posible, con el objetivo de enaltecerlos y que representen paradigmas a seguir.